Hablemos de Whisky: Blend

Hoy en día se destila esta bebida en muchas partes del mundo,  desde clásicos productores como lo son Estados Unidos,  Canadá e Irlanda,  hasta países mas exóticos como la India,  Taiwán, Australia y Japón del cual tanto se habla.  Pero nadie produce y exporta mas cantidad que Escocia,  el papá del Whisky.  Sólo en este país pueden denominarse “Scotch” Y en esas tierras el estilo que manda es el Blend.

 

Cinco son los tipos de Whisky que se producen en Escocia:

.  Single Malta (Destilado de cebada malteada proveniente de una sola destilería)

.  Single Grain (Destilado de granos como el trigo,  proveniente de una sola destilería)

. Blended Malt (Mezcla de Single Malts proveniente de distintas destilerías y regiones de Escocia)

. Blended Grain (Mezcla de Single Grains proveniente de distintas destilerías y regiones de Escocia)

.  Blend (Mezcla de Single Malts y Whiskys de Grano de distintas destilerías y regiones de Escocia)

 

La palabra Whisky deriva del gaélico escocés " uisge beatha" que a su vez significa agua de vida, por simplicidad después de un tiempo los escoses lo comenzaron a llamar Uisge; tan solo imagínate pronunciar Uisge después de haberte tomado unos 4 o 5 tragos y entenderás porque hoy en día se llama Whisky!

Para comprender un poco este complejo destilado les voy a contar un poco su proceso de elaboración. Básicamente todo comienza con el malteado de la cebada, este proceso es el encargado de transformar los almidones que posee el grano en azucares mediante un remojado en agua de aproximadamente 6 a 7 días. El grano comienza a germinar y es en ese momento cuando se corta el proceso a través de calor.  Una vez se obtiene la “Malta” se lleva a tanques de fermentación donde se mezcla con agua y levaduras para obtener el “Wash” que hasta el momento no es mas que una cerveza sin filtrar. Recuerden que el alcohol es el resultado del momento en que las levaduras se comen el azúcar y generan este compuesto junto a calor y CO2.

Es ahora cuando comienza el arte y la verdadera magia del proceso, la destilación. El Wash es transportado a los distintos tipos de destiladores:

. Continuos: Altas columnas que trabajan 24/7. Generalmente utilizado para destilar Whisky de grano y producir etanol limpio en grandes cantidades.

. Pot Still: Alambiques de cobre de pequeñas cantidades. De ellos salen los Single Malt y mucho de los sabores y aromas de este alcohol.

Por mas que ambos estilos de destilación son muy distintos, el resultado final es el mismo, alcohol Etílico. Este se obtiene debido a la diferencia de temperaturas de ebullición entre el etanol (78 grados) al del agua (100 grados). Al calentar el Wash se produce vapor que posteriormente se enfría y condensa transformándose gota a gota en alcohol etílico de alta graduación.

Hasta los momentos hay etanol, no Whisky. La legislación escocesa es muy clara, hasta que el alcohol producido dentro de Escocia bajo estrictos parámetros de calidad, no sea llevado a barricas de roble por un mínimo de 3 años para posteriormente ser embotellado a no menos de 40 grados de alcohol, no hay whisky. Una vez cumpla estos mínimos parámetros se puede embotellar y vender como Whisky escocés.  Es importante destacar dos cosas, la primera es que en Escocia esta permitido corregir el color del whisky con caramelo hecho de la misma cebada malteada, aunque muchos productores dicen no hacerlo, todos sabemos que existen una gran cantidad de whisky’s dando vueltas por el mundo que han sido corregidos. La segunda es en referencia a los anos que dice tener el whisky en la etiqueta, si dice por ejemplo 12 años se refiere a la gota mas joven de la mezcla, es decir que pueden y existen whisky's mas viejos en esa botella.

Ya que abrimos la caja de pandora y estamos hablando de envejecimiento y años de un whisky, les cuento un poco de que se trata todo esto. Mas del 50% del sabor de un whisky se lo aporta el tipo de madera en el cual es envejecido, las veces que esta ha sido reutilizada, el tipo de quemado y por supuesto los años que reposa el líquido dentro de ella. Más viejo no necesariamente significa mejor, son distintos estilos para diferentes ocasiones. Por lo general las barricas provienen en su mayoría (mas del 80%) de Estados Unidos y son de segundo uso, en ellas primero se añejaron bourbons. El restante de los “Cask” vienen de Europa, en su mayoría de la industria del Jerez. Cada tipo de barrica aporta diferentes notas, algunas mas avainilladas y otras mas especiadas. Cada día mas se ve la tendencia a no destacar los años del whisky en la etiqueta ¿por qué? Es una muy buena pregunta. Algunos dicen que es un limitante de mercadeo o símbolo de estatus que le hace daño al producto, si me preguntas a mi, la respuesta es mas un tema matemático que otra cosa, cada día se consume mas whisky y no hay suficiente producción para garantizar la gota mas joven del mismo.

Ya hablamos de donde proviene el whisky y de manera muy breve como se produce, ahora pasemos a la parte divertida, la cata.  Es normal arrugar la cara a la hora de probar un destilado si no estas acostumbrado a tomarlo, su alta graduación alcohólica opaca los verdaderos sabores y aromas, y al principio no sentimos mas que calor y quemazón. No hay de que preocuparse, todos podemos ser catadores de destilados, lo que se necesita es paciencia y tomar así sea un dedo de whisky todos los días por al menos 3 semanas. Entre los catadores de whisky se utiliza mucho el termino “The Wall” y es que nuestras papilas necesitan acostumbrarse y adaptarse a esta graduación de alcohol para poder desnudar el resto de sabores y sobrepasar el del alcohol. Esta muralla por lo general dura casi el mes en lograr escalar para poder conseguir todos esos sabores y aromas que nos frustra no poder oler y saborear, toca practicar juiciosamente.

 

Para este ejercicio de cata voy a aprovechar y hablar de un producto que acaban de lanzar al mercado colombiano llamado Chivas Regal Extra. Pero antes una breve explicación de cómo catar:

 

  1. Seleccione la copa ideal para catar y comparar whiskies. La ideal es la copa de “Jerez u Oporto” que es una pequeña copa de cristal con forma de tulipán que ayuda a que los aromas permanezcan por más tiempo y no se evaporen tan rápido.  Una copa de vino también funciona.

 

  1. Su calidad: algunas pistas para identificarla son:

 

  1. Observe el color y su densidad: a medida que los whiskies se añejan van a presentar una densidad más alta y mayor cuerpo. Un whisky recién destilado tendrá un color claro parecido al de la Ginebra, entre más joven sea, su tonalidad variará en la gama del amarillo; los whiskies de 12 años, van asumiendo tonalidades más brillantes, se destacan por su color oro.

Un whisky de 18 años, elaborado por ejemplo en madera de jerez tendrá un tono más cobrizo. Como podemos apreciar, los colores se vuelven más brillantes y profundos con la madurez del whisky y el tipo de barrica de donde provenga.

 

  1. Aprecie sus aromas: entre más joven sea el whisky, se hará evidente un olor fuerte a alcohol, este aroma se torna más tenue con la madurez de la bebida.

 

  1. Aprecie su sabor: el cual será más picante/fuerte en un whisky joven. Los whiskies con mayor edad de maduración, son mucho más suaves, dejan una sensación de terciopelo en la boca y en la garganta.

 

  1. Activa tus sentidos: vista, olfato y gusto, las herramientas que te permitirán reconocer las propiedades y procedencia de esta bebida.
    1. Vista: el color puede indicar la edad, pero aún más el tipo de barrica, el amarillo corresponde a los precedentes de barricas de roble americanos, en cambio los tonos rojizos o ámbar profundo corresponden a barricas de roble europeo. Las barricas de jerez de primer uso le brindan al whisky el poder máximo en sus aromas.
    2. Olfato: la primera impresión olfativa es el olor a alcohol, sin embargo, al realizar este ejercicio varias veces, los aromas se manifiestan. Puedes encontrar notas ahumadas, maderosas, especiadas, frutales, herbales, dulces y amargas, entre otras, esto debido a los variados y delicados ingredientes que componen este tipo de bebidas. Este es el momento ideal para agregar algunas gotas de agua pura para resaltar las fragancias.
    3. Gusto: Se toma un sorbo de whisky y se juega en la boca, lo que permite apreciar la textura de la bebida y degustar su agradable sensación que se acentúa en la punta de la lengua. Caramelo, jengibre, frutas tropicales, almendras, chocolate, vainilla y miel, son algunos de los sabores que podrás descubrir según el whisky que estés catando.

 

  1. Temperatura: la temperatura ideal le corresponde a usted. Si realmente se necesita una especificación, se aconseja que no sea demasiado caliente para evitar la evaporación de alcohol, sin embargo, hay cocteles de whisky calientes deliciosos.

 

  1. Sobre el agua y el hielo: en Colombia, existe la creencia de que el whisky se debe tomar puro porque el agua lo daña. La verdad depende de lo que se busca con el whisky, por ejemplo, si se busca apreciar su poder en boca, es recomendable beberlo puro, en cambio, si el objetivo es experimentar más sus aromas, se agrega poco a poco agua y se va probando hasta encontrar el sabor deseado. Si lo que desea es un momento agradable, sírvalo con hielo, una roca sería ideal, y si piensa en una experiencia interesante, puede encontrar diferentes cocteles de whisky como el Chivas Collins, Chivas Sour y el Old Fashioned.

 

  1. Para acompañar: los sabores con mayor personalidad resaltan el sabor de la bebida.

Comidas de sal: carne o pescado ahumado, quesos madurados como el manchego o el parmesano, o con comida con un toque de jengibre.

Comidas dulces: postres fortificados tipo pera caramelizada, banano con especies dulces como vainilla, canela y clavos, chocolate amargo, tortas de vainilla, y frutos secos como almendras.

 

Y aquí las notas de cata:

 

Chivas Regal Extra es una selección especial de whiskies madurados en barricas de Oloroso de jerez y de rare malts de la destilería. El resultado es un whisky con notas afrutadas en la nariz, que incluye peras, caramelo y un toque de jengibre. En el paladar posee notas dulces tropicales de melón, y toques suaves de vainilla y caramelo. El final es largo y completo, con notas especiadas de canela y un toque de almendras”.

Este whisky solo lo puedes consumir (por los momentos) en los restaurantes del Grupo Takami como Cacio y Pepe, Black Bear, 80 sillas, Horacio Barbato, Central Cebichería y otros.

De corazón espero que este primer acercamiento al maravilloso mundo del whisky les sea de interés y sobre todo, de mucho agrado.

“Cheers”

 

Palabras Clave : whisky, escoces, blend, chivasregal, extra, cata

Ronald Schneider

Ronald Schneider escribe sobre el buen vivir. Síguelo y tendras datos de los mejores restaurantes, platos y vinos dia tras dia.

Artículos Relacionados

Añadir nuevo comentario