Osaka

Probablemente lo que más disfruté de mi visita a este restaurante, es que recibí muchísimo más de lo que estaba esperando.  El plan original era darle un tiempo a que se acoplara ya que recientemente abrieron, pero la curiosidad no me lo permitió.

Osaka es una franquicia de restaurantes de alta gama de comida Nikkei.  Con la apertura de Bogotá ya son 9 los puntos ubicados en las capitales más importantes e influyentes de Latinoamérica.

Nikkei es el nombre con el que se denomina a los emigrantes de origen japonés y a sus descendentes.  Y como toda buena emigración, estos llevan consigo historias, algunos chécheres y gastronomía.  Perú es el segundo país con mayor número de japoneses “Nikkei” y de ahí la importancia y mezcla de cultura que se ve reflejada en la adaptación de la cocina japonesa tradicional con la peruana, mejor conocida como cocina Nikkei.

Osaka llego a Bogotá con toda la buena onda y se hace notar sobre todo en la calidad del servicio.  Debo felicitarlos porque pretender dar un servicio completamente personalizado en un restaurante de tantos puestos no debe ser nada fácil, y aunque todavía se sienten algunas fallas a la hora de memorizar los platos, la actitud y disposición del equipo de trabajo es 1A.

De la comida también puedes esperar un altísimo nivel, el único problema que tiene la carta es que te provoca literalmente ordenarla toda.  En cuanto a los precios esperaba encontrarme con un lugar impagable y aunque sí es muy costoso, la relación precio-calidad lo amerita y justifica.

De los ceviches no puedes dejar de probar el de Wasabi.  Las conchas de abanico y el pescado blanco son marinados y cocidos en una salsa cítrica al wasabi. Es toda una intriga al paladar, los sabores agridulces y el picor retro nasal es de cierta forma enviciante.  Hay toda una selección de tiraditos de los cuales no probé ninguno, ¡tocará volver!

En cuanto al sushi son muchos los que me antojé pero pocos los que pude pagar, por lo tanto me fui con el Buta y el Tuna Foie. Ambas fueron elecciones muy acertadas, en especial el Buta. Sobre estos nigiris o bollitos de arroz reposa el mejor pedazo de papada de cerdo que te puedas imaginar, viene preparada con pisco y shoyu, sencillamente espectacular. La forma como este se deshace en la boca es impresionante, me atrevo a pensar que esta carne pasa largas noches empacada al vacío cocinándose en método Sous-Vide.  El de Tuna Foie también es muy rico, pero más predecible, como dirían por ahí “qué no sabe rico con un poco de Foie”.

Del informal y relajado estilo “Izakaya” recomiendo el Tumbo Shrimp.  Los crocantes langostinos vienen bañados con una salsa cremosa de tumbo ligeramente picante. De los platos calientes tradicionales no puedes dejar de ordenar el chanchito Nikkei: gordos y carnudos cortes de panceta confitada y glaseada a la brasa con salsa ramen-teriyaki, vienen acompañados con nigiris de tacu tacu y chalaquita de rocoto.  No te dejes engañar o confundir por esta descripción tan sofisticada, simplemente prueba un pedazo de chanchito y todo hará sentido.

¡Bravo Osaka, que nunca bajen ni un poco la guardia y sigan triunfando!

Dirección: Cra 13 # 85 - 25

Teléfono: 6318175 

Palabras Clave : osaka, nikkei, bogota, peruano, japones, ceviche, bar, sushi

Ronald Schneider

Ronald Schneider escribe sobre el buen vivir. Síguelo y tendras datos de los mejores restaurantes, platos y vinos dia tras dia.

Artículos Relacionados

Añadir nuevo comentario