El Kilo

Directo de la Costa Caribe llega a Bogotá una propuesta fresca y bien lograda. Se trata del nuevo restaurante El Kilo ubicado en la parte baja de la Zona G.  Digo fresca porque así se siente su materia prima y cuando hablamos de una marisquería, este es un plus muy importante considerando que estamos 2.650 metros más cerca de las estrellas (crédito a Avianca).

El lugar cuenta con una terraza súper agradable, ideal para pasar una tarde comiendo productos de mar y tomándose unos traguitos.  El menú está bien logrado y la cocina bien ejecutada. De los 4 platos que probé, 3 me parecieron bastante buenos, mucho que decir considerando que con la edad me estoy poniendo un poco más exigente y fastidioso.

Uno no se da cuenta de lo mucho que extraña este tipo de lugares y me refiero a marisquerías, hasta que aparecen. El sabor de un buen ceviche o crustáceo es capaz de transportarte a la playa en cuestión de segundos y si a esto le sumas una tarde soleada (de esas que escasean en Bogotá) es el tiquete más barato que puedes comprar al paraíso. La carta de El Kilo está conformada por crudos y piqueos y parrilla. De cierta forma, manteniendo mucho la distancia, me acordó a “La Docena” restaurante que recién visite en Ciudad de México y que puedes leer en la sección De Viaje.

De la sección de crudos y piqueos consigues una pequeña variedad de ostras, las cuales no probé. Algunos tartares, tatakis, tiraditos y ceviches. También hay un piqueo de bar y entradas calientes. El ceviche “El Kilo” de pescado y camarón en suero costeño y crema de ajíes estaba delicioso. El pescado muy bien cortado y fresco. El tartar de salmón es divertido y agradable, este viene presentado en molde con 3 capaz de crema agria, huevo picadito y aguacate.  En cuanto al tataki de atún definitivamente paso en mi próxima visita, el pescado como tal estaba delicioso, es la salsa de maracuyá con la que viene bañado el que desequilibró todo el plato.

De las entradas calientes comimos los langostinos en crujiente, estos vienen en una “costra” de tocineta sobre un puré de yuca y un toque de chimichurri para darle frescura y equilibrio al plato. Nuevamente, el producto se sentía fresco, bien cocinado y el puré excelente.

La sección de platos fuertes se basa en brochetas a la parrilla, las cuales un vecino estaba comiendo y se veían bastante apetitosas. Filetes de pescado, arroces y pastas concluyen el menú. Quedé antojado de probar un arroz caldoso de mariscos y pescado, una jugada arriesgada debido a que no es fácil ejecutar este manjar a la perfección.  ¡Volveré por más!

Dirección: Cll 68 # 6 -11


Ronald Schneider

Ronald Schneider escribe sobre el buen vivir. Síguelo y tendras datos de los mejores restaurantes, platos y vinos dia tras dia.

Artículos Relacionados

Añadir nuevo comentario