Chiles en Nogada

Unos Chiles en Nogada de “Nicos” fue la recompensa perfecta después de un largo día cultural por la las Pirámides de Teotihuacán.  Como se darán cuenta, México se esta transformando en una obsesión para mi, cada viaje aprendo mas de este hermoso País y de su rica cultura, la cual de cierta forma se mantiene intacta a comparación del resto de países que con el tiempo se van pareciendo mas entre ellos, olvidando sus orígenes y perdiendo campos energéticos como los que se sienten en la cima de esta ciudad prehispánica de la antigua Mesoamérica.

Las pirámides se encuentran en el Estado de México, un corto viaje de unos 45 minutos en bus es todo lo que se necesita para arribar a lo que en su momento fue la ciudad mas grande de la región, donde el comercio, religión y la política convivieron por cientos de años hasta el comienzo de su declive en el siglo VII cuando rebeliones internas y cambios climatológicos causaron el colapso en el Norte de Mesoamérica.

Lo que hoy en día vas a encontrar en este atractivo turístico esta reconstruido por el hombre moderno.  Una especie de Lego gigante que se viene escavando desde los Mexícas (Aztecas) quienes llegaron al lugar aproximadamente en el Siglo XII y se encontraron con una ciudad en ruinas, hasta nuestros días donde arqueólogos y el INAH trabajan a diario para restaurar la zona.

Dos enormes pirámides, una calle principal conocida como “La calzada de los muertos” y una ciudadela rodeada por mini templos donde se practicaban todo tipo de rituales y sacrificios para ofrendar a los dioses es lo que puedes visitar. La pirámide mas pequeña es casualmente la mas antigua, se llama la Pirámide de la luna. Vale la pena subirla para ir calentando motores y sobre todo las piernas, las cuales no importa en que condiciones física te encuentres van a quedar cansadas cuando llegues a la cumbre de la segunda pirámide, la del sol. Esta es enorme, tanto de altura como de extensión. Cientos de empinados y estrechos escalones te llevan a la cima, donde fluye una energía especial, una que te deja los pelos de punta.  Definitivamente hay que vivirlo para entenderlo.

Una vez cargados de nuevas energías volvimos al bus con otro destino importante, esta vez uno gastronómico, un icono de la cocina tradicional mexicana. Nicos es un restaurante que lleva operando mas de 5 décadas en el Norte de la Ciudad de México. En medio de una zona llena de fabricas, un enorme salón sin pretensiones es el hogar donde cientos de hambrientos empresarios van a comer y a disfrutar de sus herencias culturales y raíces.  El encargado de llevar a Nicos a estar hoy en día en el puesto 37 de los 50 best restaurant de Latino América es el Chef y propietario Gerardo Vázquez Lugo, quien junto a su familia dominan el arte de la gastronomía mexicana como pocos lo hacen.

Fue aquí donde comí el mejor guacamole que he probado en mi vida. Un carrito que lentamente se acerca a la mesa contiene los ingredientes básicos para esta preparación, y por supuesto los molcajetes para hacerlo al momento frente al cliente. En cuestión de minutos una señora prepara el guacamole y toda una nueva aventura de sabores comienza.  Aprovechando que era la ultima semana de Septiembre y aun estábamos en temporada de Chiles de Nogada, ordene este emblemático platillo como un único fuerte. Por mas que su nombre esta en plural, los chiles es uno solo, un enorme chile poblano relleno de un guisado de picadillo y frutas, cubierto con una espesa crema de nuez, perejil y granada fresca.

Debido a que la nuez de Castilla y la granada solo se dan durante los meses de Julio, Agosto y Septiembre, este plato es toda una tradición en México. Todo el mundo lo pide ya que solo se consume en la corta temporada pero mas allá de eso, porque es delicioso!

Por lo general cuando uno piensa en Puebla lo primero que se le viene a la cabeza es el Mole, pero este platillo es tan importante o mas que el mole poblano. Fue ahí donde fue inventado y donde es conocido como el platillo por excelencia. El relleno de carne y cerdo varia de lugar en lugar, este es mezclado con frutas como la manzana, peras y duraznos entre otras cosas. Los colores de la preparación hacen referencia a los tres colores de la bandera de México y en cuanto a su historia escuche mas de 3 versiones diferentes. Por lo tanto les dejo la tarea de que investiguen cual le convence mas, a mi en realidad me basta con el sabor y delicadeza de tan grandioso platillo.

Av. Cuitláhuac 3102

Clavería, Azcapotzalco,

Ciudad de México, 02080

Tel: 53967090

Palabras Clave : chiles, puebla, mexico, nicos, tradición, nogada, nuez

Ronald Schneider

Ronald Schneider escribe sobre el buen vivir. Síguelo y tendras datos de los mejores restaurantes, platos y vinos dia tras dia.

Artículos Relacionados

Añadir nuevo comentario