Biko

Esta es una parada obligatoria para todo amante de la gastronomía que visite la Ciudad de México, un lugar donde cada detalle es estudiado a la perfección y cumple un cometido, un espacio para consentir tus sentidos y sobre todo, para disfrutar y dejarte guiar por la pasión y sabiduría que solo un Chef como Mikel Alonzo sabe expresar.

Debo admitir que tenia mis prejuicios antes de mi visita a BIKO, el hecho de que Mikel sea un Chef mediático no generaba mucha confianza en mi. Los medios son un cuchillo de doble filo, en este caso uno muy bien afilado y de corte muy preciso.  Las 3 horas que estuve sentado en la mesa me hizo recordar lo bello que es vivir una experiencia, hoy en día el termino “experiencia” es utilizado como la palabra “gourmet” es decir, no dice nada y todos tratan de incluirla en su speech de venta. Toda la cena fue como presenciar un hermoso ballet, movimientos delicados por parte de los meseros, sincronización perfecta entre los platos y el vino, una iluminación justa para los platillos y que resalta cada detalle de ellos.

“La cocina gachupa es una cocina que refleja con honestidad nuestra realidad de vida, no es mexicana tradicional ni vasca de pura cepa, es un tipo de cocina mexicana que empieza ahora y va a seguir desarrollándose en libertad” estas son las palabras impresas en su menú, el cual esta dividido en tres:

Lo de hoy es una sección conformada por 18 platillos de autor. Técnicas avanzadas y elaboradas resaltan cada uno de los ingredientes utilizados, los cuales reposan en armonía sobre los delicados platos de Ónix mexicano.  Entre los mas famosos esta el Hamachi curado con manzanas y vinagreta de encurtidos.

Lo de antes esta dedicada a la excepcional materia prima utilizada. Un culto a los animales sacrificados y verduras cosechadas para nuestro placer. Un antiguo mundo de nuevos sabores. El platillo mas pedido de esta sección de la carta es el Chuletón de Rib eye curado 22 días con patatas y pisto. Otras especialidades como los pimientos del piquillo rellenos de res Wagyu añejada o la tortilla de bacalao son muy apetecidos también.

El menú de degustación consta de 7 platos y fue mi elección.  Hay una sopa en especial que vale la pena los $1.100 pesos mexicanos (US$55) que este vale. Se trata de la Sopa quemada de maíz, en esta preparación puedes degustar y entender lo complejo y versátil que este ingrediente es. Mas de cuatro interpretaciones distintas de un mismo producto, mas de cuatro partes diferentes del Elote, una sola preparación que muestra lo ansestral e importante que es esta especie gramínea para los mexicanos. El “Elote” de Foie Gras con tofe de Maíz es otro plato campeón, se recomienda para compartir aunque en mi próxima visita lo pienso pedir solo para mi. Por último vale la pena mencionar el Callo Garra de León y Papaya. El callo es el musculo abductor de la almeja Mano de León, para hablar en español, parece una Vieira gigante.  Viene preparada con alcaparras, coliflor y wasabe. Realmente especial!

Por lo general nunca menciono los postres, pero como no contarles de las frutas, frutos, hojas y semillas. Una combinación de todos estos ingredientes y sabores sobre una torta esponjosa que a su vez hace de cama para diminutos manjares. Se recordaran de mi cuando prueben el helado de frutos rojos que literalmente explota en la boca cuando lo muerdes.

Gracias Mikel Alonzo y gracias BIKO por revivir tantas sensaciones en un solo momento.

Presidente Masaryk 407 Polanco, Miguel Hidalgo, 11550 Ciudad de México, Distrito Federal +52 55 5282 2064 Reservaciones: eventosespeciales@biko.com.mx

Palabras Clave : mexico, 50best, biko, restaurante, cdmx, df, viaje, autor

Ronald Schneider

Ronald Schneider escribe sobre el buen vivir. Síguelo y tendras datos de los mejores restaurantes, platos y vinos dia tras dia.

Artículos Relacionados

Añadir nuevo comentario